•        

Evaluación de la tercera edición del curso de Educadores Ambientales para el Autoempleo Sostenible

Ya ha transcurrido una semana desde nuestro evento final, el que nos ayudaba a terminar una parte de nuestro ciclo juntos para seguir iniciando nuevos caminos de encuentros y reencuentros.

Ahora, tras este sendero juntos, lleno de alegría, emociones, creatividad, colaboración, descubrimiento y especialmente mucho aprendizaje y reaprendizaje os pedimos que seáis vosotros mismos los que valoréis el camino recorrido. En todas las convocatorias hemos pedido el feedback posterior al curso que a nosotros, al equipo de Corazón Verde, nos ayuda a mejorar en nuestro objetivo más importante que es impulsar desde la sencillez y abrir nuevos caminos de exploración, que sintáis que todo es posible en esta vida cuando se siente desde el corazón.

Nuestra metodología: la investigación-acción-participativa. Aprender a través de las preguntas. No hay libro, no hay apuntes, el camino lo vamos cosntruyendo juntos, desde lo que a cada uno le apasiona y ha querido compartir con todos.

Nuestra ruta: sentir-hacer-pensar. Pasar a la acción desde lo que se siente y desde lo que ya se sabe, especialmente desde la sencillez, sin miedo a equivocarse o con un temor contenido, sin juzgarnos, sin fracaso ni éxito y sí con aprendizaje.

Ha sido muy enriquecedor conoceros más en estas siete sesiones de 20 hs. (24 hs. la primera) y sentir cómo ibais creciendo, sintiendo la libertad que da vivir un proceso de empoderamiento. Como ya os hemos dicho en otras ocasiones la semilla estaba en vosotros, nosotros sólo le hemos echado un poquito de agua y con vuestro impulso vital la germinación ha sido muy bella y su crecimiento y vida serán muy enriquecedores para vosotros y todos aquellos que os conozcan.

Educadores Ambientales en acción

Educadores Ambientales en acción

Ahora, os pedimos un momento de reflexión para que podáis sentir las respuestas a estas preguntas o expresar lo que deseéis sobre esta experiencia.

  • ¿Qué ha significado este curso para ti?
  • ¿Has tenido que renunciar a cosas para poder vivirlo? ¿Ha merecido la pena?
  • ¿Qué te ha parecido la metodología desarrollada?
  • ¿Has echado algo de menos?
  • ¿Qué nos propones para mejorar?

Y lo que queráis aportar de manera libre y sincera.

¡Gracias por ser como sóis! ¡Seres humanos con luz propia!

UBUNTU!!

Bookmark : permalink.

28 reacciones a Evaluación de la tercera edición del curso de Educadores Ambientales para el Autoempleo Sostenible

  1. Jotap dice:

    Hola a todos, pego a continuación la evaluación del curso hecha por José Fernando en una entrada aparte.
    Os rogamos a todos que hagáis la evaluación en un comentario a ésta entrada.

    Para no crear confusión en el blog, procedo a anular la entrada de José Fernando, puesto que la copio aquí:

    Evaluación de José Fernando:

    “De un tiempo para acá en mi vida he sentido muchas inquietudes, inquietudes que me han llevado a cosas como la lectura, aprender de otras personas, hacer talleres, cursos ya fueran para mi crecimiento personal o para seguir nutriéndome de cuanto mas mejor, siento que necesito empaparme de conocimientos. Uno de los pasos que di en mi vida fue apuntarme a una formación que encontré por la web de un sitio llamado Corazón Verde, desde el principio me llegaba la intuición de que yo debía estar allí, para ello tuve que dejar mi trabajo un trabajo con el que no me sentía cómodo, un trabajo del que me tenia que desvincular para así poder seguir creciendo. En Corazón Verde encontré un espacio en el que a lo largo de 6 meses iba a aprender a empoderarme, a tener todas las herramientas necesarias para llevar a cabo mi proyecto de vida, un proyecto que cuando llegue allí ya se estaba gestando algo, pero para mi sorpresa a lo largo de todo el proceso de aprendizaje me di cuenta de que estaba empezando algo con fuerza a resonar dentro de mi, algo que al llegar allí estaba en ultimo plano y que al poco se hizo con tal presencia que paso estar en primer plano y ser mi proyecto de vida, no se si fue magia o intuición, lo que esta claro es que gracias a todo el equipo y compañeros que allí encontré aquello se materializo.

    Al principio llegue con miedos, miedos que de poco a poco han ido desapareciendo cada vez mas, cada día que ha pasado me he sentido mas seguro de mi mismo y todo gracias a que se me dieron unas herramientas estupendas para salvar ese obstáculo que muchas veces nos impide avanzar en la vida. Desde el sentir y dejándose llevar podemos superar ese obstáculo, y eso lo he aprendido allí, una metodología de trabajo que para mi a sido sorprendentemente reveladora y enriquecedora.

    Quizás lo único que he echado de menos es el haber podido participar en más sesiones, haber alargado el proceso un par de meses más o tres no hubiera estado nada mal, es a mi parecer lo único que propondría mejorar, desde mi humilde opinión, sin juzgar nada evidentemente. Para mi todo ha sido perfecto.

    Estoy convencido y lo digo por que me conozco, de que si este espacio de aprendizaje no hubiera aparecido en mi vida yo no estaría donde estoy ahora, me atreveré a decir que andaría algo perdido en lo que concierne a mi proyecto de vida.

    Quiero dar las gracias de corazón a Trini, Pepe, Concha y José Antonio, gracias por hacer lo que hacéis.

    También quiero dar las gracias a Manolo, Silvia, Mariana, Mónica, Elizabeth, Emilia y David.

    Gracias por compartir conmigo todo lo vivido.

    Y gracias a Jose Antonio por hospedarme en su casa, por los momentos compartidos, gracias a el no tenia que estar haciendo kilómetros arriba y abajo.

    Muchas gracias Corazón Verde.”

    • Trinidad dice:

      ¡Gracias José Fernando por tu valor, tu empuje y por poner todo ello en nuestro camino, lo que nos ha permitido conocerte más y admirarte!

      UBUNTU!

  2. Miles de recuerdos pasan pero los que se viven con intensidad como los que se viven con personas con las que haz empezado a hacer conexiones desde el alma es difícil, por eso dejar una familia a la que haz estado unida mas de 34 años se hace imposible Y TE DAS CUENTA de que no la dejas,porque no la dejas abres lazos de amistad, de respeto de cariño que ni los vientos o mareas mas fuertes podrán trozear, o romper, puentes que un océano no puede difuminar.
    Corazón Verde con sus ángeles Trini, Pepe, Conchis, Jose Antonio y sus redes abren la energía desde el corazón en el pensar, hacer, sentir donde la congruencia esta en la acción de atraer sinergías que te permiten proyectar un cambio desde la sencillez con coste cero.
    En un dar sin esperar recibir donde fluyen sueños, utopías, proyectos de vida de cambio, de mejora, de esperanza que son posibles desde nuestras trincheras y ámbitos de acción, con los compañeros a los que la estima crece desde la distancia, ser parte de Corazón verde es algo que te invita a seguir no parar, seguir, seguir y seguir.
    Un abrazo con la mano en el corazón, a los amigos, a los compañeros, a nuestros formadores y sus familias y a quienes formamos ya la red de EDUCADORES AMBIENTALES DE CORAZON VERDE con entusiasmo y con el deseo de continuar.
    GRACIAS

    • Trinidad dice:

      ¡Gracias Ely por tu fuerza, tu pasión y tu alegría!
      Gracias por el esfuerzo que haces viniendo hasta Corazón Verde desde tan lejos, México y dale las gracias a todos los que te quieren allá por el apoyo que recibes de ellos para viajar, y volver hasta Corazón Verde.
      ¡Felices vuelos de regreso a tu hogar! ¡Perdón quise decir a tu “otro hogar”!

  3. Silvia dice:

    ¿Qué ha significado este curso para ti?
    Un descubrimiento de mi misma, toma de conciencia y consciencia y ya no sólo durante el desarrollo del curso si no ya desde bastante antes.
    Soy de Pamplona, dejé mi trabajo “estable”, mi lugar de residencia, familia, amistades para realizar es apredizaje. Hará ya más o menos tres o cuatro años que conozco la existencia de este curso, de la metodología de enseñanza, del contenido, etc. y ya sólo con esta información comencé a plantearme muchas cosas sobre mi entorno, mi trabajo, mi tiempo libre. Una forma más natural y humana de hacer las cosas, de aprender, de sentir, de respetar y convivir. ¿Lo mejor de todo? Que existe un lugar cercano a mi, donde puedo disfrutar el arte de reaprender todo esto y más, CORAZÓN VERDE, ¡¡¡WAU!!!
    Prepararme para el salto que sabía, tarde o temprano, iba a realizar ya supuso un aprendizaje hacia el empoderamiento, por aquel entonces ni siquiera conocía esta palabreja. Mi formación empezó desde hace tres o cuatro años antes…
    Llegué a Corazón Verde en busca de un guía que me ayudase a organizar, focalizar, descubrir mis o mi pasión ya que, me gustan infinidad de actividades y creedme, es complicado averiguar cuál es tu pasión real entre tantas cosas maravillosas que te ofrece el mundo. Creo que la descubrí 45 días antes de terminarlo. Ya pensaba que no lograría descubrir mi pasión, pero aprendí a relajarme, a disfrutar del resto de los aprendizajes. Aprendí que todo pasa o no pasa por algo y que los fracasos no existen. Comprobar que esto es real, ha sido uno de los mayores regalos de mi vida o quizá el mayor, no lo se, ya que ahora me doy cuenta de que TODO parte de ahí, de que los errores, los fracasos no existen. TODO ES APRENDIZAJE.
    He aprendido a ser consciente de que yo tengo el poder y las herramientas necesarias para dirigir mi vida, mi trabajo. Todo el mundo sabemos esto, sí. Pero una cosa es saberlo y otra, sentirlo. Una vez que lo sientes ya no hay vuelta atrás. La máquina se ha activado. Sientes un vértigo irresistible. Tienes que dejarte llevar. Tu corazón se acelera, coges carrerilla y vuelves a saltar. Es entonces cuando empiezas a ver miles de oportunidades, maneras de vivir, personas reales que te acompañan y a las que acompañas y todo con una conexión entre sí, transformar en fácil lo difícil, algo tan sencillo y necesario.
    Este curso ha supuesto para mi creerme que soy un diamante, un filón, al igual que mis compañeros, que todo el mundo, pero yo ahora, me lo creo 😉

    ¿Has tenido que renunciar a cosas para poder vivirlo? ¿Ha merecido la pena?
    Sí. Mi trabajo de lo cual me alegro muchísimo. Es posible que alguna otra cosa más también, pero como no me acuerdo, será que no era muy importante.
    Y creo que la segunda pregunta queda contestada.

    ¿Qué te ha parecido la metodología desarrollada?
    He recibido cariño, empatía, comprensión, empuje… A su vez yo lo he desarrollado aún más. Me he quitado capas y capas de cebolla y en algunos casos hasta de coles, importante acción para desarrollar mi potencial y creatividad, he disfrutado trabajando mis ilusiones convirtiéndolas en proyectos viables. Respecto a esta metodología puedo decir que es flipante.
    Sin embargo cuando leo esta pregunta me viene a la cabeza lo siguiente.
    Creo que la metodología “convencional” de enseñanza, como ya sabemos imparte clases, prácticas, reparte libros, apuntes… de manera estandarizada (los cuales son cambiados cada año lectivo en caso de que pases de nivel), para personas diferentes, con inquietudes diferentes, que cambian y evolucionan en cada momento y día a día. Esto no es nada nuevo y sabemos que es así.
    Corazón Verde me ha enseñado desde la sencillez y desde el primer momento, que yo soy la responsable de elegir el contenido de mi formación, de lo que quiero aprender, tomando consciencia de la velocidad a la que puedo desarrollarme ya que cada uno de nosotros somos diferentes. Es de una lógica aplastante. Soy responsable de elegir y de hacer o no hacer. Me habéis enseñado a pensar por mí misma y no es que antes no lo hiciera, pero es que ahora lo hago de forma consciente y al 100%, para algunos el arma más peligrosa. Pensar por nosotros mismos. Esto a su vez, me da el poder de ser dueños de mi vida, de ser y sentirme libre.
    Pues bien, si cambiamos y evolucionamos en cada momento, día a día, de manera y direcciones distintas a nuestros compañeros, ¡¡a ver quién es el guapo que se atreve a redactar un libro de formación pensado para seres humanos!!

    ¿Has echado algo de menos?
    Entre clase y clase he echado de menos a mis profes-amigos y compañeros-amigos.

    ¿Qué nos propones para mejorar?
    Quizá acortar el tiempo entre clase y clase. En algún momento se me hizo largo esperar hasta el siguiente encuentro teniendo un poco la sensación de perder un pelín el hilo. Por poner algo, ya que solo puedo sentir gratitud.

    UBUNTU…

    • Trinidad dice:

      ¡Gracias Silvia! No dejes de ser como eres, espontánea, mágica, comprometida y sigue sigue creciendo desde el corazón contagiando pasión y entusiasmo.
      ¡Gracias!

  4. Mariana dice:

    Dejar el trabajo, buscar otro camino, descubrir un curso en internet con seis palabras que te gustan: EDUCADOR- AMBIENTAL- DESARROLLO- HUMANO- SOSTENIBLE-AUTOEMPLEO. Las 6 juntas. Imposible no saltar, los seis vocablos forman tu red. Porque todavía no conoces a los que la sostienen. Tienen el corazón tan verde como grande. Y a su llamada acuden más saltadores, como tú, que descubren a tu lado que no necesitan red, porque aunque caigas de espaldas el salto cuenta. Sujetas y te sujetan, hasta desde muy lejos, y siempre merece la pena.

    Tu apuesta crece. Exponencialmente. Sabes que va a ser así. Siempre más, siempre creciendo. Pasan los meses: no sabes si estudias, creas, juegas, sorteas obstáculos, aprendes a hacer haciendo. Compartes. Disfrutas.

    Descubres. Puedes. Siempre has sido tú. Siempre hay quien te ayuda.

    Luego te paras y sientes. Sonríes empoderada. La mejor manera de agradecer: no parar de hacer. Sólo quieres que tus amigos pudieran vivir también esto. Hablas de ello con la cara iluminada. Empieza la versión contagio.

    • Trinidad dice:

      ¡Gracias Mariana! Tienes un corazón de poeta, grande y generoso.
      Sonría, sonríe, que la sonrisa se contagia y genera cambio y acción.
      Tu “versión contagio” ya está en marcha. La felicidad autocreada se contagia, sí señor!

  5. Asi es hermosos preciosos amigos(as) compañeros no parar a seguir demostrando lo aprendido saben de regreso a Mexico ya me esperaba trabajo participe en la Primer Jornada Nacional de la Enseñanza de las Ciencias e El Centro universitario de Ciencias Exactas e Ingenieria de la Universidad de Guadalajara y de otras instituciones, presente desde la sencillez desde la puerta de atrás la importancia que para un Educador Ambiental representa permitir que nuestra gente en todos los rincones del mundo se empodere del valor que tiene la tierra conocerla analizar la tierra como parte de la soberania alimentaria, el autoempleo el coste cero parte del proceso realizado con ustedes empece echar mis semillas con docentes de Química, Física y Matemáticas y creo que germinarán, reciban mi agradecimiento, reconocimiento y seguiremos compartiendo nuestra hermandad en red, nuestros sueños y los logros que de ellos surjan. Desde el otro lado del charco su amiga Mexicana que les estida de CORAZON
    UBUNTU

  6. Emilia dice:

    He tardado un poco en escribir esta evaluación final, no me salía la inspiración. No sabía porqué y hoy tengo la respuesta, estaba integrando toda la experiencia que ha supuesto estos cinco meses. Han cambiado tantas conexiones neuronales en mí !! Y creo que aún no ha terminado este proceso, que continuarán surgiendo a la superficie más aspectos en los que me ha influido el curso y de los que me iré haciendo consciente poco a poco. Hoy me ha venido una inspiración sentida de lo que ha supuesto este curso cuando he entrado en Facebook. Dos entradas han sido como una señal, he conectado con ellas de modo tan emocionante que hasta las lágrimas se han asomado a mis ojos y me he dicho: -esto es, esto quiero expresar sobre lo que ha sido mi formación como educadora ambiental en corazón verde-, así que voy a intentar transmitíroslo.
    Antes quiero hacer una crítica constructiva sobre la metodología y otros aspectos más de cuestión organizativa de la formación. En cuanto a lo primero, la metodología, me parece revolucionaria, un nuevo paradigma que ya va infiltrándose en la sociedad, inevitablemente, como esas las plantitas silvestres que viven en las rocas. Para mí, la metodología utilizada por corazón verde para formar a educadores ambientales es como esas plantas pequeñas silvestres que veo bien cogidas a las rocas, fuertes, sanas y me digo a mí misma sorprendida cada vez que reparo en alguna de ellas que todo es posible. Educar y aprender desde la experiencia propia, haciendo no haciendo, porque no he sido consciente del todo de lo que he hecho, hasta ahora que lo siento en mí y lo veo: sin obligaciones, sin teoría que aprender de memoria, que no quiere decir sin nada de conceptos nuevos, porque he aprendido muchísimo sobre hacer proyectos, crear un blog, gestionar todo ese proyecto en todos sus niveles, pero nos lo han ido dando desde la facilidad y fluidez, desde la libertad, la creatividad y sobre todo desde el sentir interior propio, con el juego, la diversión y anclados en todo momento a la realidad y la práctica del hacerlo posible. Por tanto, me parece genial, ya no sé si a partir de ahora voy a poder entrar en otros métodos de aprendizaje como los que conocemos y abundan. Hay que vivir la experiencia para ver la diferencia, las palabras se me quedan cortas. De este método genuino y potente no cambiaría nada, sólo añadiría la posibilidad de adaptarlo a personas que con el mismo método no necesitan o no pueden o quieren exponerse o mostrarse tanto a los demás. Sé que resulta necesario ese empuje y provocación que nos han dado continuamente, pero quizás eso mismo valga y se pueda adaptar a otros estilos de educación ambiental.
    Y ya acabando con las sugerencias, a mí personalmente me ha faltado tiempo, me hubiera gustado dedicarle más. Para mí se podría tener en cuenta a las personas que hacemos la formación y también trabajamos. Propongo dosificar el mismo contenido un poco más y alargarlo en el tiempo.
    Y dicho esto, retomo lo que he dicho al principio, mi experiencia personal sobre el curso. Como os he comentado he visto dos entradas en FB, la primera de ellas de Carlos González, soibre que existen dos clases de sueños, la primera que parte de nuestra necesidad y apelamos a personas, entes o entidades del exterior para conseguirlo y la de nivel 2 que son aquellos que “trascienden la idea del deseo y son regalos que nacen desde nuestro corazón para entregarlos a la humanidad”. Lo describe tan bien que he querido copiar sus palabras. Esto es lo que me ha aportado el curso, mi empoderamiento, escuchar mi propio corazón y trascender esa idea de deseo basado en una necesidad sólo personal. He conectado con algo más que yo misma y me siento abundante. Pero sobre todo he visto en mí misma que soy ese sentir haciendo, fluyendo, para mí todo es posible ya, Y esa vibración me trae circunstancias a la vida que me hacen sentir como dice Carlos González una reina mágica. Comencé mi primera entrada en el blog sobre el proyecto real exponiéndolo como un sueño y hoy me he emocionado al darme cuenta que se ha hecho realidad desde ese nivel 2 y es esta formación la que me ha dado el empoderamiento que necesitaba para creérmelo y ofrecerlo a los demás.
    Y ya acabo dando las gracias, para lo cual también me viene al pelo una entrada en el FB que cuenta la importancia de la Tribu, de lo que supone el amor verdadero, el respeto a la propia identidad de cada uno, que con una tribu que conoce tu propia canción incluso antes de que nazcas y te la canta cada vez que la necesitas o cuando te quieren reconocer, con una tribu así es fácil trascender los sueños del nivel 1 de los que habla Carlos G. y pasar a los del nivel 2 y convertirnos en reyes magos, vivir en la magia dia a dia. Y esta tribu la he encontrado en corazón verde, gracias a los profes Trini, Pepe, Concha, José Antonio y compañeros del curso Mariana, Mónica, José Fernando, Silvia, Elisabeth, David, Manuel, porque habéis hecho que me sienta en mi propia tribu, habéis cantado mi canción sin que yo os la haya enseñado y sin conocerme mucho tiempo, a veces cantando a viva voz, a veces tarareando, a veces cantándola solo en vuestro interior y llegando hasta mí de cualquier modo. Me habéis hecho un regalo muy grande y quiero corresponder comprometiéndome en la importancia y responsabilidad que tenemos todos sobre todos, quiero escuchar la canción de cada ser que llegue a mí, sin ningún tipo de juicio. Por tanto gracias a corazón verde por este curso de formación en el que rescatáis la identidad de cada persona que acude a él. Y lo mejor de todo es que a una Tribu así pertenecemos siempre. UBUNTU!!

  7. Elizabeth dice:

    Gracias Emilia por la sencillez de tus palabras tan profundas como siempre, miles de abrazos y mis mejores deseos, éxito, espero ir a la inauguración de tu proyecto.
    Quien te estima desde el otro lado del charco

  8. María Concepción Elduque dice:

    Después de leer vuestras evaluaciones, Emilia, Silvia, Mariana, Elizabeth y José Fernando, no puedo por menos de emocionarme y agradecer haber sido (y espero seguir siendo) parte de vuestro proceso de crecimiento personal; del pasar de “saber” a “sentir”; del “creer en vuestros sueños” a “sentir que estáis en el camino”; ese contagio,al que aludís…ya os va a acompañar siempre.

    Ahora….. a volar!!! con la certeza de que no estáis solos; que formáis parte de la familia de Corazón Verde.

    Gracias a todos

    Y un UBUNTU!!! fuerte y sentido para los que ya habéis hecho la valoración y para los “rezagadillos”

  9. Elizabeth dice:

    Seguimos juntos desde la distancia, la cercanía de nuestros corazones esta unida UBUNTU, gracias por dar cada uno de nuestros mentores su toque especial ingredientes no fáciles de disolver, borrar o desaparecer.
    Gracias por ser como son por su cariño, solidaridad, unión e impulso.

  10. Manuel dice:

    ¡Hola Amigos!
    Remontándome al principio de todo, cuando vi la información del inicio de esta tercera edición del curso de Educador Ambiental, confieso que me inscribí en el mismo sin pensármelo demasiado porque sabía que iba a pasármelo bien y a aprender cosas nuevas ya que su temática iba como anillo al dedo con mis motivaciones más profundas. Y la verdad es que ha sido una de las mejores inversiones de tiempo, dinero, esfuerzo que he hecho en mi vida. A continuación trataré de explicarme.
    Primero de todo me he encontrado con un grupo de personas muy dispuestas a dar de una forma altruista, empezando por el equipo de profesores, ¿he dicho profesores? mejor los describiría como acompañantes en esta aventura que por supuesto han sido fundamentales como motivadores, guías, etc. para que cada uno de nosotros busquemos nuestro camino lleno de retos y que resulta que se trata de nuestro proyecto de vida, nada más y nada menos. ¡Gracias!
    Y qué decir de los compañeros, desde el primer momento han estado dispuestos a vivir las sensaciones y experiencias que se han presentado a lo largo del curso, y ha sido muy agradable experimentar todo esto con ellos y creo que hemos conectado muy bien entre nosotros deseando que continúe este contacto hasta el infinito y más allá.
    A nivel educativo, esta enseñanza de la educación ambiental mediante el aprendizaje significativo ha sido algo totalmente nuevo para mí. Aunque no ha sido fácil, todo hay que decirlo. Quienes venimos de una forma de enseñanza más tradicional, la inmensa mayoría de nosotros, nos resulta extraño este aprendizaje donde es el propio alumno el que debe hacerse preguntas para ir contestándolas y así construir su propio conocimiento. Aprender a aprender. La parte menos positiva para mí ha sido un intervalo de tiempo muy grande entre las sesiones presenciales, hubiera preferido una vivencia más intensiva.
    He aprendido una nueva forma de acometer proyectos: empezamos con sentir lo que vamos a hacer, luego lo hacemos y finalmente lo pensamos, y vuelta a empezar para ir mejorándolos. Así estamos seguros que las ideas salen de nuestro sentimiento y no de imposiciones que no van con nosotros.
    Luego hemos trabajado en equipo aunque a veces no se llegaban a concretar cosas pero hemos aprendido que complementando nuestros conocimientos se pueden alcanzar grandes cosas que uno sólo difícilmente conseguiría. Esto nos lleva al cooperativismo con mucho potencial actualmente.
    Y lo penúltimo que quiero resaltar es el impulso que nos ha dado este curso para trabajar en lo que realmente nos gusta, de tal forma que se pueda tener una vida digna donde ocio, pasión, trabajo… sea un todo integrado y poder trasmitir esta idea a otras personas que se encuentran inmersas en esa bipolaridad de ocio vs negocio.
    Y termino, cómo no, con un ¡UBUNTU!

    • Trinidad dice:

      ¡Gracias Manolo por tus palabras que nacen desde el corazón!
      Ya somos una gran familia y seguiremos afianzando nuestros vínculos porque personas “locas” como todos nosotros hacen falta para darle cordura al mundo.
      Ah! Y no dejes nunca tu sonrisa que nace de tu gran gran gran corazón.

      ¡UBUNTUUUU!

  11. Elizabeth dice:

    Un gran abrazo estimado amigo sigue con tus sueños y las rutas me quedaste debiendo una me la debes para el próximo viaje y a todo el grupo Trini no se me olvido, una abarzo UBUNTU

  12. Monica Nita dice:

    Hola Corazones Verdes,
    He tardado un tiempo en contestaros porque…sinceramente, mi vida se puso durante un tiempo como una montaña rusa, con un montón de altibajos – más alti que bajos, la verdad :-)…Y aunque al final el proceso se vistió de vivos y bellos colores, aún no me he recuperado del todo del vértigo que lo acompañó.
    ¿Que qué ha significado este curso para mí?
    En primer lugar, una magnífica ocasión de conocer gente tan maravillosa – y maravillada ante las bellezas de la vida. Pero lo que más me aportó fue que…a ver cómo empiezo…
    Desde siempre me he sentido un ser libre, pero en ocasiones tenía miedo de manifestar esa libertad. Pero vosotros me habéis impulsado a asumirla al 100%. Os miraba y escuchaba vuestros sueños y… como que me crecieron alas. No sé cómo pasó, pero pasó. Mi proyecto de vida se vio modificado dos veces desde que empecé el curso y, posteriormente, una vez más. Eso de SENTIR-HACER-PENSAR fue lo que más me ayudó en el proceso. Llegué allí PENSANDO algo. Pero luego, en lugar de pensar la dirección que quería darle a mi vida, empecé a preguntarme: “¿Qué SIENTES que te gustaría hacer?”. Leer…viajar…abrazar la naturaleza… besar la vida…conocer otras culturas…El proyecto de la librería del que os hablé sigue en pie (aunque lo aplazaré un tiempo), pero me di cuenta que para sentirme completa, necesito abarcar TODO lo que mi ser es. Por ello decidí irme a las Américas en un viaje que no sé cuánto durará, ni el rumbo exacto que tendrá. Viviré en eco-aldeas, ashrams, con familias indígenas, etc. Me dejaré llevar por la vida, con plena Libertad y sin miedos – porque esto es lo que SIENTO. Compartiré por allí lo que aprendí en Corazón Verde. Eso sí, si Trini no se olvida mandarme por correo electrónico el contenido de los cursos que hice, porque en la mochila que me llevo poca cosa cabe, aunque sí, muchos sueños 🙂 – y el lugar que ocuparían los temarios, a lo mejor lo lleno con unas cuantas esperanzas… Y ¿quién sabe? A lo mejor os voy a compartir algún día lo que aprenda por allí…
    Resumiendo: lo que ha significado este curso para mí es ayudarme a no temer más a la Libertad. Ya no temo que me podría equivocar, porque sé que no hay errores, que TODO es aprendizaje. Ya no temo tomar las decisiones desde el SENTIR, porque sé que es lo único que me llevará al Camino del Corazón.
    Con respecto a la metodología desarrollada, estoy muy de acuerdo con mis compis: novedosa, desde el corazón y para el corazón, abarcando un montón de materias. Me hubiera gustado profundizar un poco más en los temas, pero para ello lo tenemos muy fácil: en Corazón Verde se imparten cursos muy completos sobre todos los temas que tocamos por encima en el curso de educadores ambientales, así que cada cual puede elegir el que más le guste. Ayer mismo sonreía en la cocina, preparando unos potingues maravillosos y unos jabones perfumados y llenos de alegría que aprendí a hacer en Corazón Verde – Trini, no sé si me escuchaste cuando te di las gracias :-)…
    ¡Gracias Corazones Verdes y Maravillosos!
    ¡Ubuntu!

    • Trinidad dice:

      ¡Muchas gracias Mónica de todo corazón mutlicolor por tu espíritu libre, tu fortaleza, tu magia y por haber entendido, como el resto de tus compañeros lo que buscamos con este proyecto, creo que lo hemos conseguido.
      Vas a vivir uno de mis sueños, así es que gracias, te presto parte de mi corazón y de mi alma para que lo vivas con más intensidad si cabe.

      ¡Cuídate mucho y por favor cuéntame algo de tu experiencia vital de vez en cuando!

      Este blog seguirá operativo para que nos sigáis contagiando con vuestros proyectos.

      Ah, y ya mismito te envío los dossieres de los otros cursos que has hecho.

      ¡UBUNTU y MAGIA para todos!

  13. Elizabeth dice:

    Hola estimada y querida Monica muy hermosas tus palabras nunca llegan tarde porque cada cosa que escribimos la escribimos desde el alma desde nuestro corazón verde, es cierto fueron pocos meses de travesía, que con mas hubiéramos hecho mas pero lo haremos como producto de esa semilla que estando en nuestro cuerpo en nuestra tierra empieza a germinar, vive, goza a plenitud que vida solo hay una y se nos va de las manos, recuerda que s vienes a México a Guadalajara Jalisco tienen las puertas abiertas y un rinconcito donde llegar mi teléfono 01523312192628 o el otro 01523336600477 que solo me hayas por las noches, su casa seria Frías 277 Guadalajara Jalisco y su familia mi familia
    Les esperare con los brazos abiertos si entre tu camino y destino estamos
    Y eso es para TODOS
    Un abrazo UBUNTU

  14. jose fernando dice:

    Hola Monica, te deseo lo mejor en ese viaje tan maravilloso que vas a emprender, sin duda alguna una experiencia muy enriquecedora para el alma, vivelo en plenitud.

    Un fuerte abrazo!!!
    UBUNTU!!!

  15. Monica Nita dice:

    ¡Gracias por vuestras palabras! Ya me he comprado un teléfono libre, así que allí solamente hará falta comprar un número en cada país. Aunque aquí no tenía whassap, allí sí que tendré, así que estaremos en contacto.
    Elisabeth, en cuanto esté por Méjico, te llamo. Será un poco más tarde, porque empiezo con Perú y luego bajaré a Chile, Argentina, etc.
    Abrazos mil.

    • Mariana dice:

      Moniquilla, ¡cuánto vas a aprender y a enseñar en ese viaje! ¡qué bonito que el sentir te llevara hasta allí!
      Vivir con lo que cabe en una mochila y sentirte dichosa y rica, cualquier día repito, qué envidieja que me das…

      Sigue descubriendo tu libertad y sus posibilidades.

      Será afortunado quién te encuentre en el camino.

      Muxus viajera, vuela, vuela.
      Y cuéntanos cuando puedas

  16. Manuel dice:

    Hola Aventurera, te deseo lo mejor en ese largo viaje que inicias en Perú, y como dice Trini cuentanos como va tu travesia de vez en cuando. Aqui quedamos en España tus amigos para lo que necesites e imagino la emoción de tu futuro encuentro con Elizabeth cuando llegues a Guadalajara, el mundo es un pañuelo pero con mucho que ofrecer.

    Un grandisimo abrazo!!
    Hasta pronto!!

  17. Elizabeth dice:

    Felicidades que te llenes de sabiduría y la compartas cuando vengas estaré con gusto esperándoles
    miles de abrazos

  18. jairo dice:

    cuánto me gustaría que se dictaran este tipo de cursos aquí en Colombia.

  19. juan angel dice:

    me he puesto a mirar los comentarios y me imagino el monton de vivencias de cada uno que me da envidia de la buena, que bueno algun dia poder compartir al lado de todos y aprender junto con ustedes
    buen camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *