•        

Investigación/acción participativa

¿Qué es lo que queremos/queréis?

Pues eso -justamente eso-, es lo que nos habíamos propuesto saber en un primer momento mientras tratábamos de desarrollar un programa para formación de Educadores Ambientales basado en la investigación/acción. Muchos libros y artículos leídos sobre la teoría de la investigación/acción habían dado como resultado una abrumadora comprensión de la complejidad con la que nos enfrentábamos.

Decidimos que ya bastaba de documentarnos y de contrastar teorías para tratar de fijar cuáles eran los elementos principales que debíamos de poner en marcha y en qué orden. Pero claro, antes debíamos trasladar todo lo aprendido a un sector al que parece que nadie le ha prestado atención suficiente hasta el momento: personas adultas que quieren tomar las riendas de su vida y autoemplearse, personas que están en diferentes fases en relación con el camino emprendido, personas que desean aprender a hacer, pero que también desean colaborar, ayudarse mutuamente, sentirse arropados….., acogidos….., guiados…., ¡y éramos nosotros los que, por lo menos, teníamos que dar la sensación de que éramos capaces de aglutinar todas esas capacidades y dar a entender que sabíamos qué dirección tomar!

La buena noticia es que intuimos -tal vez queremos y deseamos- que el mejor sistema de investigación/acción tenga como característica esencial justamente ésa, no tener ni idea de qué camino tomar, y mucho menos de qué es lo que hay al final del camino. Y ya puestos, ¿qué final, existe un final? Lo realmente importante es saber lo que queremos, y luego actuar en función de ello.

Dar tiempo para reflexionar, evaluar lo ya experimentado y volver sobre el mismo problema para rectificar, matizar o hacer los cambios que sean necesarios es el meollo de cualquier sistema de investigación/acción, aunque no parece que sea suficiente cuando el trabajo se realiza por un colectivo cuya visión sobre el mismo asunto suele ser afortunadamente heterogénea.

Las necesidades individuales han de ser cubiertas en la medida que el trabajo que se realiza en una determinada dirección favorece a los intereses globales del grupo fundamentalmente. Hala, ya tenemos otro reto. Pero este reto no nos produce ningún miedo, sino que se propone con la alegría y la confianza de conoceros, y de saber -estar seguro- que llegaremos a un consenso que nos beneficie a todos.

2 reacciones a Investigación/acción participativa

  1. Martha Isabel González Córdova dice:

    La investigación-acción, uno de los métodos ideales para desarrollar la educación ambiental, misma que tiene como objetivos concienciar al ser de manera individual sobre su responsabilidad ambiental y a la vez y más importante sobre la necesidad de comprometerse y participar de manera grupal para lograr esa conciencia, la actitud positiva para la conservación, protección y potenciación de los RRNN tanto de nuestro entorno como de manera global; participando activamente en la solución de la problemática ambiental es como logramos ese equilibrio, esa convivencia necesaria que nos permite saber que tanto “tu como yo y entonces un nosotros” podemos tomar las decisiones pertinentes en conjunto para lograr un mundo sostenible.

  2. Elizabeth Valenzuela González dice:

    Es todo un reto que nos desafía a ingresar en temas que repercuten de manera general en lo que nos debe interesar nuestro planeta y lo que estamos haciendo en el y con el, de manera responsable considerando lo sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *