•        

Recuperando un oficio artesano: La Destilación de Plantas

“Saber hacer”, con estas dos palabras se abre todo un mundo de posibilidades que nos pueden llevar a desarrollar un proyecto de vida digno e ilusionante.

Es muy diferente saber “cómo se hace una cosa” que “saber hacerla”. Por ejemplo, yo sé cómo se hace una pompa de jabón gigante pero no sé hacerla. ¿Dónde está la diferencia? ¿En la acción?.

Nosotros ya podemos decir que no sólo sabemos cómo se destila una planta aromática, sino que además sabemos hacerlo e incluso sabemos darle uso a todo lo que se obtiene de un proceso de destilación:

Los restos de planta son útiles para acolchar el jardín.

El hidrolato puede convertirse en un enjuague bucal, un tónico para la piel y el cabello, que a su vez podemos emplear para lavar una herida, hacer un pediluvio, elaborar una crema facial o corporal e incluso incluirlo en el jabón.

Y con el aceite esencial podemos hacer fabulosas fórmulas, entre ellas perfumes, colonias, ambientadores.

 

Taller de Destilación de Plantas Aromáticas

Taller de Destilación de Plantas Aromáticas

Y ahora es cuando os lanzo el reto de averiguar varias cosas:

1º ¿Qué es una colonia? ¿En qué se diferencia una colonia, de un perfume o de una fragancia? ¿Conocéis fórmulas de colonias?

2º ¿Se pueden hacer colonias sin emplear aceites esenciales? ¿Cómo?

3º ¿Cuántas fórmulas del Agua de la Reina Isabel de Hungría podemos encontrar?

4º Esta pregunta quedó pendiente y os la lanzo ahora. ¿Para qué le sirven los aceites esenciales a las plantas aromáticas?

5º ¿Qué otras dinámicas de grupo podríamos hacer con las plantas, las esencias, etc.?

Y de regalo esta imagen de una interesante planta aromática que también parece haber soñado ser otra cosa y su sueño le llevó a elevarse del suelo y hacerse arbusto, ¿no os lo parece?

Thymus moroderi, cantueso, cantahueso

Thymus moroderi, cantueso, cantahueso

Bookmark : permalink.

13 reacciones a Recuperando un oficio artesano: La Destilación de Plantas

  1. Xelo dice:

    preciosa fotooooo

  2. Lumi dice:

    Holaaa, que tal?…, yo he encontrado algo como estopero no se si…es cierto.
    Según la cantidad de esencia que contenga, la fragancia se denomina de forma diferente, desde la colonia que contiene tan sólo entre un 2% y un 4% de esencia, hasta el perfume con un 21-25% de esencia pasando por el agua de colonia (entre un 5% y un 12 % de esencia) y el agua de perfume (entre 13% y 20% de esencia).Un abrazovillo.

    • Trinidad dice:

      Bien buscado y bien encontrado, pero es posible que si los compañeros buscan encuentren porcentajes levemente diferentes.

      Gracias!!

      Un abrazaovillo

  3. Lumi dice:

    Las plantas elaboran los aceites esenciales con el fin de protegerse de las enfermedades, ahuyentar insectos depredadores o atraer insectos benéficos que contribuyen a la polinización.

  4. Raquel dice:

    Gracias Lumi!

  5. Trinidad dice:

    ¡¡Gracias Lumi por tu trabajo!!

    Lo curioso es que los insectos se sienten atraídos no tanto por el aroma de una planta sino por sus colores.
    También hay otra teoría que estima que los aceites esenciales son sustancias de desecho del metabolismo de las plantas, como en los humanos el sudor, la orina o las heces por ejemplo.

    Un abrazaovillo

  6. Trinidad dice:

    ¡¡Hola a todos!! Comparto con todos este sencillo blog que trabaja con aceites esenciales…

    http://aromaterapiafamiliar.wordpress.com/2014/02/20/gestiona-tu-estres-con-aromaterapia/

    ¡¡Ojalá que os inspire!!! Pues aunque aquí hemos tratado el uso de los aceites esenciales en la elaboración de colonias y perfumes, también las colonias pueden actuar a nivel emocional ,¿no creéis??

    Un abrazo

  7. José Luis dice:

    Buscando en internet algo más sobre el agua de la reina Isabel de Hungría no he visto mucho más que no se diga en una entrada que se hizo ya en el curso pasado. Recupero la entrada porque aporta mucha información.
    De todas maneras he topado con este libro sobre etnobotánica que me parece interesante. Aquí se puede leer una parte : Historia de las hierbas mágicas y medicinales
    Lo que he averiguado gracias a esta historia de la farmacia es que Arnaldo de Vilanova, un estudioso y viajero del siglo XIII, fue el primero en elaborar el alcohol de romero (le llaman agua de la reina de Hungría si no lo he entendido mal). Entre muchas otras cosas destiló un alcohol al que llamaba “agua de vida”, obtuvo aceites esenciales y enseñó sus aplicaciones.
    En este otro artículo de La Vanguardia , aparece una referencia al agua de La reina de Hungría en el párrafo noveno.
    Y por último, una breve historia del perfume
    Todo un poco revuelto pero es que en esta ventanita los comentarios son difíciles de hacer. Si sale mal es que he puesto mal los códigos.

  8. José Luis dice:

    Se pueden hacer colonias sin aceites esenciales: con aromas químicos…

    • Trinidad dice:

      Ya, pero esas colonias a nosotros no nos interesan.
      ¿Y si hiciéramos colonias macerando plantas aromáticas?

      Un ejemplo es mi “colonia de tomate” que compartiré en breve.

      Un abrazaovillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *