•        

Me sigo emocionando con cada actividad

Hola a todos:

De nuevo deseo compartir con vosotros, en este caso, mis experiencias personales como Educador Ambiental en una de las actividades que me apasionan: crear conciencia en las personas, que ya están en ese proceso de cambio y que desean compartir y seguir aprendiendo. Pero, como en ese mismo punto estamos los que nos dedicamos a esto que llaman «Educación Ambiental por la puerta de atrás»… pues las posibilidades se multiplican.

La mañana del sábado pasado fue particularmente emocionante; impartí en Corazón Verde (sí, sí… en el mismo aula donde hace dos semanas todos compartimos momentos muy especiales) un taller que tiene todos los ingredientes necesarios para crear conciencia de cambio: salud, respeto, economía, conocimientos, saber hacer… y todo ello desde el aprendizaje significativo ( término con el que debemos ir familiarizándonos porque ya está sonando y más que va a sonar).

Es un taller que arrancó  hace casi dos años siendo una experiencia, pues una amiga-compañera me pasó una receta para hacer un bactericida natural; lo hice y lo empecé a usar en casa, en cada aplicación nueva que le descubría, iba contándolo a los más conocidos y familiares. Surgió ponerle un nombre a ese maravilloso limpiador, y tras probar uno y otro…. surge Eco loco!!! . Ese era el nombre adecuado. Y empecé a contarlo por doquier: se hicieron talleres en Pontevedra (el año pasado estuve 7 meses allí residiendo); al volver a Alicante se lo «pío» a Trini y le enumero las excelencias; lo prueba….decidimos incorporarlo en el calendario de talleres a partir de la creación de la Cooperativa…  y  ya lo vemos como el germen de un posible curso más amplio en cuanto a contenidos, no así en el concepto que sigue siendo el mismo: «llegar a tener un hogar saludable», donde limpieza, lavado (de ropa y vajilla), aromatización de cajones y armarios, ambientadores de las distintas estancias,etc. tengan como ingredientes, productos naturales y ecológicos (tanto el producto final como los ingredientes para elaborarlos), aportando así nuestro «granito de arena» a un mundo más sostenible. Ah!! sin olvidarnos del conocimiento también de determinadas plantas de interior favorecedoras a ese medio ambiente hogareño  saludable. Debo deciros que todo el que prueba limpiar de esta manera, no vuelve a lo convencional y químico; por algo será!!!

No sé si he expresado con suficiente claridad lo que he querido transmitiros contándoos esta experiencia personal, pero, a buen seguro que habréis recogido el mensaje encaminado a la próxima sesión del curso.

Y en honor a Elizabeth:   ¡¡¡¡¡ Que nadie se me achicopale!!!!. ( Si tenéis duda de la expresión….Ya sabéis a quién tenéis que preguntar,  ja ja ja)

Un abrazo de ovillo, ovillo,ovilloooooo

Concha

Taller: Limpieza ecológica del hogar

Taller: Aprende a elaborar un limpiador ecológico con productos de tu despensa

Bookmark : permalink.

6 reacciones a Me sigo emocionando con cada actividad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *